Microrrecicladora de plásticos en fase de construcción
Apoyamos el proyecto de prototipado de una microrrecicladora que ha recibido el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid
microrrecicladora, plásticos, reciclaje, economía circular
1118
post-template-default,single,single-post,postid-1118,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Prototipamos una microrrecicladora

Micro-reciclando: una propuesta de reciclaje colectivo de plásticos

Apoyamos la innovación ecológica fabricando juntxs un sencillo sistema de reciclado.

Hacía tiempo ya que queríamos contaros esto. Ahora que ha comenzado a andar con paso firme… os lo contamos a fondo.

Desde la asociación, tratamos de colaborar con otras entidades para hacernos más fuertes y desarrollar proyectos efectivos.

Por eso, cuando desde el Ayuntamiento de Valladolid se ofertaron las Subvenciones para proyectos de Fomento de la Economía Circular y Ecoinnovación a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo (Innolid), decidimos apoyar la idea de nuestro compañero David de crear una microrrecicladora que nos permita reciclar plásticos a pequeña escala.

Y la idea fue seleccionada. Micro-reciclando podía hacerse realidad.

Últimamente se habla mucho de los plásticos, pero aún no se han puesto las medidas suficientes para detener esta emisión de basura que hacemos a nuestro entorno de manera masiva y constante. Y no, parece que con cargar impositivamente las bolsas en los supermercados no vale… por eso hemos pensado que hay que reflexionar por un lado en cómo dejar de producir plástico, modificando nuestros hábitos de consumo y, por otro, favorecer su reciclaje para un reaprovechamiento.

La idea de una microrrecicladora nos parecía que tenía sentido. Así es que estamos investigando y prototipando una. ¿Qué os parece?

David se ha basado en iniciativas como Precious Plastic  que facilita herramientas para el reciclado de plástico a nivel internacional y podéis conocer a continuación.

Este proyecto pretende no solo concienciar sobre la necesidad de no generar residuos, sino también sobre la segunda vida de las cosas. Y lo hace a través de la transformación que propone su reciclaje responsable. Porque reciclar es sencillo, sobre todo si disponemos de una herramienta cercana para ello.

Micro-Reciclando consiste en la construcción de cuatro máquinas que trabajan sucesivamente: trituradora, de extrusión, de moldeo por compresión y de moldeo por inyección. Para ello, contamos con la ayuda de SAHE electromecánica, que nos está apoyando inestimablemente.

Estamos en la fase de construcción, a ver si somos capaces de echar una mano más que de entorpecer… en cualquier caso, nos toca aprender bien los diferentes tipos de plástico que hay y sus posibles reciclados. – ¿Recordáis las clases de tecnología?-. Esta microrrecicladora trabaja con el polietireno tereftalato (PET) del que están hechas muchas botellas y envases, el polietireno de alta densidad (PE-HD) de los tapones de tetrabrick (completos) y algunas cajas y bolsas, el polipropileno (PP) de baldes y otros utensilios domésticos o el poliestireno (PS) de los envases de frutas y verduras o comida rápida. Os iremos informando de donde lo recogemos por las redes sociales.

Nuestro sistema será capaz de convertir los plásticos en nuevas “materias primas” como cable para impresoras 3D y utensilios cotidianos como macetas, archivadores, etc. de manera que reintroduciremos las cosas que produzcamos en un nuevo ciclo de uso.

Además, un concepto fundamental dentro de este proyecto es el de colectivizar el reciclaje. En este sentido, la microrrecicladora estará especialmente orientada a ser utilizada en aquellos lugares donde la generación de residuo plástico sea colectiva (coworkings, oficinas, eventos de ocio, gimnasios, comunidades de vecinos…) de tal forma que las personas que formen parte de esos colectivos puedan también tener un papel en el procesado del residuo, y su conversión en input de aprovechamiento.

Tras esta fase de construcción todavía queda mucho por hacer, ya que queremos implementar un ambicioso plan de demostraciones, instalación del sistema en diferentes núcleos de producción de residuo y de testeo de la metodología.  Si quieres echarnos una mano súmate al grupo de trabajo y colabora. ¡Necesitamos muchas cabezas pensantes, manos constructoras y voluntades recicladoras!