IV Edición del Encuentro Juvenil Rural-Urbano Sierra de Gata
Crónica del 4º Encuentro Juvenil Rural-Urbano en Sierra de Gata, celebrado en septiembre de 2018 por Ecoopera
Encuentro, juvenil, rural, urbano, sierra de gata, Hernán-Pérez, convivencia, desarrollo, despoblación, asociacionismo
891
post-template-default,single,single-post,postid-891,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

IV Encuentro Juvenil Rural-Urbano Sierra de Gata

Entre los días 13 y 16 de septiembre hemos disfrutado de la cuarta edición de nuestro tradicional Encuentro Juvenil Rural-Urbano en Sierra de Gata

Una vez más, en esta ocasión coincidiendo aún con un fabuloso clima veraniego, soci@s y amig@s de Ecoopera hemos coincidido en una nueva edición del “Encuentro”. Parece que empezamos con esta actividad hace cuatro días pero no!! ya han pasado cuatro años!! y la verdad es un placer seguir viendo gente nueva, aportando sonrisas, ideas y afectos  a sumar a la de l@s veteran@s.

Como en otras ediciones, el planteamiento es sencillo pero nutritivo. Jovenes de diferentes lugares convivendo en la Sierra de Gata, conociendo el valor de sus recursos culturales, naturales, económicos… entrando en contacto con pobladores serranos conociendo sus costumbres, rutinas y compartiendo tiempo, espacios y buenos momentos.

El formato, muy divertido: Campamento de adultos durante 4 días  en la maravillosa Escuela del Bosque de Hernán-Pérez, disfrutando no sólo de sus instalaciones ubicadas en la rivera del Árrago (qué baños más refrescantes nos ha dado la pesquera este año!!) sino también de juegos y dinámicas de animación a cargo de nuestros amigos de la Asociación Juvenil Nutria. Eso, como ya sabéis supone risas, sustos, aventura, pruebas y algún que otro brindis.

Además, y aunque era difícil, hemos mantenido el nivel gastronómico, y no solo es que hayamos comido bien, sino que también muy sano!! Verduras y hortalizas ecológicas tanto de la sierra como de nuestra Valladolid natal (gracias Guille!!), productos locales, recetas tradicionales y algún que otro dulce casero…que luego no digan que no nos cuidamos!!

Las actividades habituales en torno a los recursos de la sierra convivieron con algunas novedades.

 

L@s asistentes tuvimos por delante un fin de semana cargado de actividades donde la repetición de algunas de las más exitosas de ediciones anteriores compartieron programa con nuevas propuestas de nuestros socios, que encajaron a la perfección.

Así, disfrutamos de un paseo histórico en torno a la arquitectura tradicional serragatina, recorriendo alguno de sus pueblos más bonitos de la mano de nuestro anfitrión y guía Pablo, que nos mostró no solo la belleza de los parajes recorridos, sino sus curiosidades y relevancia en el acervo local.

La obligada visita a una explotación ganadera con su correspondiente ordeñe de cabra, fue la antesala del taller de queso casero, que, como siempre, despertó gran interés entre los presentes, cosa previsible una vez previamente habíamos probado el producto final.

En colaboración con nuestros amigos de Reforest-Acción, pasamos una mañana productiva cambiando protectores deteriorados para asegurar la supervivencia de decenas de arbolitos plantados en campañas anteriores. Bonggi, una vez más, nos explicó en profundidad el trabajo desarrollado y el que está por venir en la campaña 2018-2019 en la que os animamos a participar
Como novedades, Víctor Botas despertó la creatividad de tod@s con un divertido taller en el que, tras ir de caza-rocas, nos invitó a dar vida a nuestras presas rotulador en mano, reflexionando sobre el soporte ancestral de la piedra para la expresión artística. Esta actividad no podía encajar mejor con la visita al Yacimiento Arqueológico Pradocastaño, donde Fran, director de la excavación, y el grupo de voluntari@s, nos explicaron el proceso seguido hasta ahora y los avances en la investigación, así como los planes de apertura para estudiantes y voluntarios para el próximo año. Para cerrar este ciclo de actividades creativas y culturales, y aprovechando la convivencia con el equipo de Pradocastaño en el campamento, pasamos un buen rato aprendiendo la técnica de pintado con pigmentos soplando, dejando nuestra huella temporal en algunas rocas, tal y como hicieran nuestros antepasados.
Por último, caben destacar dos actividades. Por un lado, la instalación de un kit de auto-abastecimiento solar en un cabrial y la reflexión conjunta sobre el proyecto repoblamos, proyecto piloto contra la despoblación que tiene lugar en la sierra.
Seguro que se nos quedan muchas cosas en el tintero, como la colaboración con l@s amig@s de cAnicca haciendo urbanismo participativo, la visita al chiringuito de Villasbuenas de Gata como modelo de emprendimiento juvenil rural….pero, como se suele decir, la única manera de vivirlo es acudir al Encuentro!! Así que esperamos veros a tod@s el próximo año allí.
Agradecer como siempre a asistentes, soci@s y colaboradores por toda la energía positiva, el cariño y la disponibilidad para sacar esto adelante. Entre tod@s hacéis que año a año, valga la pena repetir experiencia. Hasta el próximo verano….o quizás sea antes??? 😀